Este viernes abre al público en Madrid un 'pop up' de la tienda Magnolia Bakery, el famoso local donde las protagonistas de 'Sexo en Nueva York' iban a comer magdalenas mientras charlaban sobre sus problemas cotidianos.

La pastelería saltó a la fama tras su aparición en la serie, lo que le llevó a aumentar sus ventas considerablemente: en solo uno de sus locales venden alrededor de 3.000 pasteles al día. Y es que, fue aparecer en televisión y riadas de personas acudieron al local para probar los mismos pasteles que Sarah Jessica Parker tomaba en la famosa serie.

Sin embargo, esto era algo que solo los estadounidenses podían hacer. Pero ahora los madrileños podrán sentirse como Carrie Bradshaw en la serie: la pastelería ha decidido abrir su primer 'pop up' en Europa y Madrid ha sido la ciudad elegida.

El lugar elegido para la apertura de este 'pop up' es el Gran Hotel Inglés y podrá visitarse por tiempo limitado: desde este viernes y hasta el 14 de abril.