91.007833

Publicidad

Coronavirus

Madrid ordena a Tielmes el cierre de la hostelería y pide a los vecinos que se autoconfinen por el coronavirus

La incidencia del coronavirus en la localidad madrileña de Tielmes es de 830 personas por cada 100.000 habitantes, lo que ha obligado a la comunidad a tomar medidas para frenar la transmisión comunitaria, como el cierre de la hostelería y el autoconfinamiento de los vecinos.

La Comunidad de Madrid ha decretado este domingo el cierre de todas las actividades de hostelería y restauración en la localidad madrileña de Tielmes junto a la suspensión de cualquier actividad de ocio en la que asistiera público de forma presencial. Además, también se ha incluido en la orden el cierre de parques y jardines con el objetivo de frenar la imparable curva de contagios de coronavirus, en la que ya se ha demostrado que hay transmisión comunitaria.

Por ello, también se ha ordenado, en el texto de la Consejería de Sanidad que recoge este domingo el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM), el cierre provisional del centro de día integrado en el centro residencial 'La Solana' y se hay recomendaciones para limitar la movilidad en el municipio del sureste de Madrid.

Se ha tomado esta decisión, según fuentes de la Consejería de Sanidad, debido a la alta incidencia de coronavirus en la localidad, en la que se han detectado 22 positivos en Covid-19 en una población de 2.635 habitantes, es decir, una incidencia de 830 personas por cada 100.000 habitantes.

Autoconfinamiento

Debido a que la orden recomienda restringir los movimientos a los mínimos imprescindibles para contener los contagios de coronavirus dentro del municipio, pero también evitar que se expandan a otras localidades cercanas, la orden no será consultada judicialmente ya que no incluye medidas que afecten a los derechos fundamentales de las personas.

Así, desde Sanidad piden a los vecinos que restrinjan todos sus movimientos fuera de sus domicilios, excepto los que justifiquen el desplazamiento fuera del término municipal "por motivos sanitarios, laborales, profesionales o empresariales, de retorno al lugar de residencia familiar, asistencia y cuidado de mayores, dependientes o personas con discapacidad, causa de fuerza mayor o situación de necesidad o cualquier otra de análoga naturaleza".

De mismo modo, aunque la actividad hostelera presencial está prohibida, se siguen permitiendo los repartos a domicilio y otras fórmulas en las que se eviten los contactos entre las personas.

Publicidad