Patricia Ramírez , a través de las redes sociales ha querido agradecer el afecto y cariño recibido estos días, que para ella están resultando especialmente duros. "Los derechos humanos son intocables, así como los niños" ha destacado. "Gracias infinitas a los que alzáis la voz junto a la nuestra en la lucha de un trato más sensible y con el respeto que se merece" ha añadido. Bajo el hashtag @porlasonrisadegabriel , los padres del niño reclaman que en el juicio se tenga especial tacto y responsabilidad.

Este agradecimiento llega pocas horas después de que la madre de Gabriel declarara en el juicio contra Ana Julia Quezada. Pidió que le quitaran el biombo que la separaba de ella y le dijo a la cara:"eres mala, muy mala, rematadamente mala" .