DECLARACIÓN ANTE EL JURADO POPULAR

DECLARACIÓN ANTE EL JURADO POPULAR

La madre acusada de asfixiar a su bebé en Santiago afirma que "voces telepáticas" le dijeron que "tenía que matarla" porque era "mala"

"Ahora me digo ¿Cómo pude pensar esas cosas?, pero entonces pensaba que mi hija era mala y escuchaba voces que me hablaban de forma telepática, que me decían que tenía que matar a mi hija para salvar al universo", ha contado la madre en la Audiencia Provincial de A Coruña.

La madre acusada junto a su abogada
La madre acusada junto a su abogada | EFE

Seguro que te interesa

La mujer acusada de asfixiar a su bebé en una habitación de hotel de Santiago en agosto del pasado año ha narrado este martes que acabó con la vida de su hija porque "voces" que le hablaban "de forma telepática" le dijeron que "tenía que matarla" para "salvar al universo".

La mujer, diagnosticada de esquizofrenia paranoide y que había tenido un brote anterior, ha contado ante el jurado popular, que desde este martes juzga su caso en la Audiencia Provincial de A Coruña, que el día anterior al crimen había comenzado a "sentirse mal" y a creer en la idea "incoherente" de que su marido quería hacerle "daño".

La pareja, que se encontraba en Santiago para participar en un congreso de la secta Gnóstica, había mantenido varias discusiones por esta cuestión y la propia acusada, Marisol S.M., cogió hasta en dos ocasiones un taxi hasta el aeropuerto de Santiago para "volver a su casa", aunque sin conseguirlo.

El día de los hechos, tras una nueva discusión, la mujer echó a su marido de la habitación y puso maletas en la puerta "para que no pudiese entrar", porque "tenía miedo". Posteriormente, bajó con la pequeña Victoria, de seis meses, al hall del hotel, donde otro niño le metió un dedo en un ojo y ella, en ese momento, pensó que su hija "era mala".

"Ahora me digo ¿Cómo pude pensar esas cosas?, pero entonces pensaba que mi hija era mala y escuchaba voces que me hablaban de forma telepática, que me decían que tenía que matar a mi hija para salvar al universo", ha contado la madre, entre sollozos. Según ha dicho, creía que una nave espacial llegada desde Sirio recogería a la pequeña tras la muerte y evitaría un daño al "universo".

Aunque en un principio no se acordaba de que hubiese sido ella la causante de la muerte, al ser preguntada sobre si puso la mano alrededor del cuello del bebé para asfixiarla, ha reconocido que sí. Posteriormente, la tapó con una toalla y colocó dos piedras a ambos lados. "Yo no quiero hacer daño a la gente, no quería hacerle daño ni a mi marido, ni a mi hija", ha señalado.

Agencias | Madrid | 07/06/2016

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.