Castilla-La Mancha

Una luminosa bola de fuego sobrevuela Castilla-La Mancha a 87.000 kilómetros por hora

La bola de fuego pudo ser vista desde toda la Península y sobrevoló sobre Castilla-La Mancha el 12 de febrero a las 03:26 horas.

Una luminosa bola de fuego sobrevuela sobre Castilla-La Mancha a 87.000 kilómetros por hora

Una luminosa bola de fuego sobrevuela sobre Castilla-La Mancha a 87.000 kilómetros por hora Pixabay

Publicidad

La pasada madrugada del 12 de febrero una bola de fuego muy luminosa sobrevoló los cielos de Castilla-La Mancha. El fenómeno fue analizado por las cámaras del proyecto SMART del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), según informa el astrofísico José María Madiedo.

La bola de fuego pasó por encima del observatorio de La Hita (Castilla-La Mancha) sobre las 03:26 horas del pasado sábado a 87.000 kilómetros por hora. Según el análisis liderado por Madiedo, los resultados indican que la bola de fuego se produjo al entrar en la atmósfera terrestre una roca procedente de un cometa.

Este tipo de rocas que cruzan en la órbita del planeta Tierra reciben el nombre de 'meteroides'. La bola de fuego sobrevoló Toledo a una altura de 115 kilómetros, sobre la localidad de Villacañas. Comenzó su travesía dirección suroeste y se extinguió a una altura de unos 45 kilómetros sobre la provincia de Ciudad Real, en el municipio de Daimiel.

Capturan el meteroide sobrevolando Castilla-La Mancha

La enorme luminosidad de la bola de fuego hizo que pudiera apreciarse a más de 600 kilómetros de distancia. Ningún fragmento del meteroide impactó contra el suelo. El fenómeno fue capturado por los detectores de la Red de Bólidos y Meteoros del Suroeste de Europa (Red SWEMN) que opera en el Complejo Astronómico de La Hita, en Toledo.

El proyecto SMART tiene el objetivo de monitorizar continuamente el cielo para detectar y estudiar el impacto contra nuestra atmósfera de rocas procedentes del Sistema Solar. El fenómeno también fue grabado por los observatorios de Sierra Nevada, Calar Alto, Sevilla, La Sagra, Huelva y El Alijarafe.

Publicidad