Publicidad

OTRAS VÍCTIMAS DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO

La solidaridad vecinal ayuda a la abuela y el hijo de una mujer asesinada por su pareja a reconstruir su casa

Un pueblo de Pontevedra ha puesto en evidencia el drama que queda tras un asesinato por violencia de género. Una mujer murió hace algunas semanas en la explosión que, presuntamente, provocó su marido para asesinarla. Con ellos vivían la abuela y el hijo del matrimonio. Ellos se salvaron pero se quedaron en la calle. Los vecinos han recaudado fondos y han ayudado a la reconstrucción de la vivienda.

Publicidad