85.994500

Publicidad

Coronavirus

Los vecinos del pueblo vallisoletano de Cervillego de la Cruz reclaman que vuelva su médico, que se fue el 14 de marzo

Desde que comenzó el estado de alarma en toda España, el pequeño pueblo de Cervillego de la Cruz, en Valladolid, está sin médico. Antes lo tenían tres días a la semana, pero ahora ninguno. Sus vecinos, la mayoría personas mayores, ya no saben cómo pedir que vuelva.

Los vecinos de la localidad castellanoleonesa de Cervillego de la Cruz llevan exactamente 214 días sin médica, desde el 14 de marzo, el día en el que se decretó el estado de alarma por la pandemia de coronavirus en España. Ese día, el único médico que les atendía dejó de trabajar allí.

"Yo llevo desde agosto del año pasado sin tomarme la tensión", denuncia una de las vecinas, y otras explican el lío que supones para ella intentar contactar con un médico por teléfono e internet: "Marcamos un número, y luego dice que marque la almohadilla 'no sé qué'".

Si tras la consulta telefónica algunos de los 93 vecinos de esta localidad vallisoletana necesita atención presencial, debe desplazarse a dos municipios cercanos. El principal problema de ello es que la mayoría de los vecinos son muy mayores. Por eso, piden que el consultorio abra al menos un día a la semana.

Ya han comenzado a recoger firmas, pero de momento no han obtenido ninguna respuesta. Pese a ello, están dispuestos a seguir reclamando un derecho que, según aseguran, les ha sido arrebatado.

Huelga el 27 de octubre

Esta situación de falta de médicos no es única en España. Por ello, y ante la situación de la atención primaria, los sindicatos médicos convocan una huelga general en España a partir del 27 de octubre. Denuncian un deterioro de la atención sanitaria en nuestro país, provocada por las consecuencias de la epidemia del coronavirus.

Y es que los médicos rechazan la decisión del Gobierno de contratar a cerca de 10.000 facultativos entre médicos MIR sin plaza y doctores de fuera de la Unión Europea.

Unas medidas muy criticadas y ante la que los médicos españoles denuncian un deterioro en la atención de los pacientes.

Publicidad