Publicidad

EL CIELO AMENAZA DE NUEVO

Los vecinos de Riofrío trabajan para limpiar sus viviendas y locales tras la intensa tromba de agua

Las fuertes lluvias provocaron que los ríos que pasan por Riofrío se desbordaran. La tromba de agua se lo llevó todo por delante y destrozó locales, casas y restaurantes. Ahora se ha habilitado una oficina de atención para los afectados.

antena3.com | Madrid
| 15.09.2018 16:56

El Ayuntamiento de Loja (Granada) habilitará una oficina de atención para los afectados del desbordamiento del río Frío que se registró este pasado viernes a su paso por la pedanía del mismo nombre.

El alcalde de Loja, Joaquín Camacho, ha precisado este sábado que, debido los percances provocados por la anegación de viviendas, locales y restaurantes de la pedanía de Riofrío, en Loja, el Consistorio que dirige ha tomado la decisión de habilitar desde el próximo lunes una oficina en la que "se evaluarán los daños" de los vecinos, y "se les informará de las posibles ayudas de otras administraciones".

Asimismo, ha detallado que la atención a los afectados se realizará en el mismo edificio del ayuntamiento, en horario de 8.00 a 14.00 horas, y durante los días que haga falta, ya que, según ha expresado, "mientras vengan personas, mantendremos la oficina abierta".

La tromba de agua que afectó a Riofrío este pasado viernes inundó también la plaza y calles en las que la riada movió varios vehículos, en principio vacíos, sin que consten heridos, así como otras partes del municipio de Loja, aunque en menor medida.

En las labores de extracción de aguas de las viviendas y limpieza de la pedanía de Loja están actuando el Area de Mantenimiento del Ayuntamiento, la Policía Local, Protección Civil y un operativo del Plan Infoca compuesto por nueve bomberos forestales, un técnico de operaciones (TOP) y un vehículo autobomba, según ha detallado el Dispositivo para la Prevención y Extinción de Incendios Forestales de Andalucía desde su cuenta de Twitter este sábado.

La tromba de agua solo duró 20 minutos pero estos fueron suficientes para generar el caos. Un restaurante tuvo que desalojar a los comensales rápidamente porque el local comenzó a inundarse y hoy sus propietarios trabajan para salvar lo que queda de su negocio.

Los vecinos también luchan para quitar el agua y los escombros que se acumulan en los márgenes del río pues este sábado vuelve a llover y temen que sus casas y locales se vuelvan a inundar.

Publicidad