HAN TENIDO QUE PONER VALLAS

Los vecinos, en pie de guerra contra las novatadas: se quejan del ruido y de la suciedad

Empieza la universidad y, como cada año, vuelven las novatadas en los colegios mayores. En muchos casos, con alcohol de por medio. Los vecinos que viven cerca de residencias ya alertan de los problemas que ocasionan.

Publicidad

Cánticos, pruebas de equilibrio o bailes son solo algunas de las novatadas que los veteranos obligan a hacer a los recién llegados a la universidad. "Si son bromas vale, pero no las burradas que hacen algunos", dice un estudiante.

Aunque algunos piensan que pueden servir para integrar, también entra en juego el alcohol. Beben en parques, pero también muy cerca de las casas del barrio Metropolitano, en Madrid. Los vecinos de esta comunidad han tenido que poner vallas para que los estudiantes no puedan acceder, pero no ha sido suficiente.

Se quejan del ruido y la suciedad que encuentran a pocos metros de sus viviendas. También piden más vigilancia para evitar que la situación empeore.

Publicidad