Los vecinos de Jerez de la Frontera denuncian desde hace semanas que sufren carreras ilegales en plena calle. Los aficionados del motociclismo se concentran allí por el Gran Premio de España.

En las avenidas principales de la localidad protagonizan carreras en las que se agolpan para ver las peligrosas exhibiciones de los motoristas, donde no faltan los caballitos y los acelerones.

El ayuntamiento ha colocado badenes en algunas calles para evitarlas, pero algunos de ellos los han arrancado.