Cercedilla es uno de los pueblos de Madrid que poco a poco se van quedando más vacíos. Gracias al empeño de trabajadores y de los vecinos han conseguido recuperar un cine que llevaba más de 30 años abandonado y lo han convertido en un nuevo espacio cultural para el pueblo.

Alfredo Montalbo fue el primer propietario de los Cines Montalbon en Cercedilla, cine que levantó junto a su padre y que ahora vuelve a recorrer sus pasillos recordando cómo los vecinos de los pueblos de al lado subían al cine.

El negocio era rentable, pero se convirtió en ruina después. Ahora, tras 30 años cerrado, han conseguido reabrir el espacio, que además de los cines, también alberga un centro cultural donde se realizaran obras de teatro.

Una de las vecina de Cercedilla afirma que que el pueblo "estaba quedándose obsoleto" y el tener un teatro y poder vivir la cultura "está genial".