42.005167

Publicidad

Coronavirus

Los temporeros de Aranda de Duero se niegan a hacerse el test de coronavirus después del positivo de un compañero

La Consejería de Salud ha anunciado que acudirá al juez para que decrete el confinamiento obligatorio. Los temporeros también se niegan a guardar la cuarentena.

Varios trabajadores de la vendimia en Aranda de Duero, Burgos, se niegan a hacerse la prueba PCR y a guardar cualquier tipo de cuarentena después de que un compañero diera positivo en coronavirus.

Los diez temporeros convivían con el contagiado, que se encuentra en aislamiento. La Consejería de Salud ha anunciado que acudirá al juez para que decrete el confinamiento obligatorio.

La negativa de los trabajadores a realizarse las pruebas PCR coincide con un empeoramiento sustancial de los datos de la pandemia de coronavirus en la provincia burgalesa.

La situación precaria de muchos temporeros en toda Espala favorece el contagio entre ellos. En las últimas semanas se han sucedido los rebrotes por campamentos de trabajadores de todo el país. Ya se han tomado algunas medidas para solventar esta difícil situación de los trabajadores.

En Ávila se produjo otro rebrote de coronavirus recientemente entre un grupo de temporeros, con hasta 16 personas contagiadas en Madrigal de las Altas Torres.

Publicidad