52.010333

Publicidad

Coronavirus

Los socorristas ven complicado adaptarse a las nuevas medidas de prevención del coronavirus

El principal problema es la no existencia de equipos de protección individual del coronavirus para ellos y adaptados al agua. Podrían provocarles golpes de calor.

Tras la aparición del coronavirus, los socorristas de las playas tendrán que trabajar en condiciones diferentes a las de antes. Para ellos, estas nuevas medidas las ven complicadas de adaptar a sus profesiones.

El principal problema es la no existencia de equipos de protección individual para ellos y adaptados al agua. Tendrían que usar los mismos que en hospitales. Sin embargo, esta vestimenta podría dar un golpe de calor a los socorristas.

"El uso de este traje en un entorno tan cálido puede provocar un estrés térmico para el profesional e incluso producirle un golpe de calor y tenerlo que trasladar", explica Ramsés Martí, experto en seguridad acuática.

Ademaś, los guantes y las mascarillas también formarán parte de su vestuario. Ellos también tendrán que adaptarse a estas nuevas condiciones, aunque parecen más difíciles de adaptar en estas circunstancias.

Publicidad