La voz de alarma la dieron la madre y la hermana de uno de los arrestados. Hemos hablado con el padre de uno de los agresores. Dormían en la casa mientras en el sótano agredían a la joven.

El padre de uno de ellos se siente avergonzado: "Es muy duro para mí. Estamos muy afectados y nerviosos".


Algunos de los cuatro detenidos, de entre 19 y 24 años, no vivían en el pueblo pero eran conocidos. "Siempre andan borrachos y peleando", aseguran.

La hermana de una de ellos les sorprendió en el sótano de la familia violando en grupo a la chica de 19 años. Era el 1 de enero y rápidamente llamó a la policía.


Fueron detenidos y ahora se encuentran en esta cárcel de Foncalent en prisión provisional. Los agentes han intervenido un vídeo de 5 minutos con la agresión grabada. La joven se encuentra estable aunque no recuerda nada. La grabación evidencia que la joven se resistió a mantener sexo.