141.014500

Publicidad

Galicia

Aprovechan una salida de la familia okupa del chalet de lujo de A Coruña para recuperar la vivienda

Una familia de okupas que se había instalado en un chalet de A Zapateira, en A Coruña, salió de la casa y la Policía aprovechó para recuperar el inmueble y devolerlo a sus dueños. Los okupas habían incluso presumido en las redes sociales de su día a día en la vivienda. La casa okupada está valorada en más de 800.000 euros.

En resumen
  • La casa okupada está valorada en unos 800.000 euros
  • Se grabaron usando la vivienda y lo publicaron en redes sociales
  • La Policía aprovechó que abandonaron la viviendas para recuperarla

El chalet de lujo, que una familia de okupas de A Coruña, Galicia, había convertido en su vivienda, está ya en manos de sus legítimos propietarios. La okupación se resolvió sin violencia, cuando los vecinos alertaron a la Policía Local de que sus moradores habían salido del edificio.

Los agentes de la policía aprovecharon para presentarse de inmediato en el chalet, situado en el barrio de A Zapateira, en A Coruña y valorado en 800.000 euros. La Policía comprobó que efectivamente no había nadie y avisaron de la situación a la entidad financiera propietaria del inmueble. Representantes del banco acudieron acompañados de vigilantes de seguridad y tomaron posesión del chalet.

Cuando regresaron los okupas, no pudieron entrar

La sorpresa se la llevaron más tarde los okupas que, ya de noche, regresaron a la vivienda de lujo. Los verdaderos propietarios no les permitieron acceder al interior y se limitaron a entregarles las pertenencias que los ocupantes ilegales habían dejado en el inmueble.

Es el último episodio de una okupación que motivó la apertura de diligencias por parte de la Fiscalía Provincial de A Coruña, La Fiscalía remitió oficios a la Guardia Civil y a la Policía Judicial para identificar a los okupas y determinar si estaban cometiendo un delito de usurpación.

Los miembros de la familia que habían okupado esta casa habían incluso alardeado en las redes sociales colgando vídeos del uso que estaban haciendo de la casa y sus pertenencias.

Publicidad