31.813333

Publicidad

Huelga

Alrededor de 4.600 MIR llamados a la huelga indefinida en Madrid para mejorar sus condiciones laborales

Alrededor de 4.600 MIR de la Comunidad de Madrid están llamados a una huelga indefinida desde este lunes para conseguir un convenio que mejore sus condiciones laborales. Consideran que la crisis sanitaria provocada por el coronavirus ya ha sido la gota qeu colma el vaso y piden cambiar situaciones como turnos que consideran abusivos, después de que las negociaciones con la Consejería de Sanidad no llegaran a un acuerdo.

En resumen
  • AMYTS y ADSP coinciden en que los residentes de Madrid son "los segundos peor pagados"
  • El presidente del Comité de Huelga MIR y Amyts consideran que los residentes son personal en formación
  • El ministerio de Sanidad adjudica las plazas de formación para los médicos residentes
  • Aseguran que la crisis sanitaria provocada por el coronavirus ha desgastado todavía más a este colectivo

El Ministerio de Sanidad adjudica este lunes las plazas de formación para los médicos residentes y coincide con el inicio de la huelga indefinida por parte de los MIR de la Comunidad de Madrid. Éstos quieren negociar un convenio colectivo que mejore sus condiciones laborales y acabe con situaciones como por ejemplo turnos que consideran abusivos o la atención a pacientes sin supervisión de un médico. Unas condiciones que se hanm agravado y han denunciado durante los meses más duros de atención por el impacto de la pandemia de coronavirus.

Tanto la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS) como la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública (ADSP) están de acuerdo en que los médicos residentes de Madrid son "los segundos peor pagados, sólo por detrás de las Islas Canarias". Asimismo, señalan que son utilizados como "mano de obra barata" por los hospitales, que en muchas ocasiones les obligan a trabajar "sin libranza tras guardias de 24 horas" y atender pacientes "con limitada o nula supervisión de un médico adjunto".

Un representante de AMYTS junto con el Comité de huelga inició el pasado 2 de julio negociaciones con la Consejería e intentaron llegar a un acuerdo para mejorar las condiciones laborales del personal residente en formación. Pero dichas conversaciones no llegaron a buen puerto porque, según AMYTS, la Comunidad de Madrid llegó a la negociación sin haber leído el convenio propuesto, de 88 páginas, elaborado durante tres años.

Postura de la Consejería de Sanidad

Sin embargo, la Consejería de Sanidad manifiesta que los representantes de los MIR negociaron habiendo registrado previamente una convocatoria de huelga a partir del 13 de julio, "vulnerando claramente la buena voluntad de las partes que ha de guiar cualquier negociación y demostrando su falta de interés para acordar y evitar el conflicto".

La huelga, para reivindicar unas condiciones más lógicas para este colectivo, y en la antesala de una posible segunda oleada de afectados por el coronavirus, está convocada en jornada ordinaria todos los lunes desde las 8:00 hasta las 15:00 y en jornada complementaria los lunes, martes, miércoles, jueves y viernes desde las 15:00 hasta las 8:00 del día siguiente. También, los sábados y domingos desde las 8:00 hasta las 8:00 del día siguiente.

Ante las huelgas, el Gobierno regional ha fijado unos servicios mínimos del 100% de los residentes que tengan programada jornada complementaria en el ámbito de Atención Hospitalaria en los días afectados por la huelga. En el ámbito de Atención Primaria en la jornada de los lunes, en los centros donde coincidan hasta tres residentes deberá trabajar uno de ellos en servicios mínimos por turno. En el caso de coincidir hasta cuatro residentes o más, deberán ser dos los que trabajen en servicios mínimos.

Diego Boianelli, presidente del Comité de Huelga MIR, y Amyts consideran que los residentes no son personal estructural, sino personal médico en formación por lo que “no pueden ser objeto de servicios mínimos”.

Publicidad