125.013167

Publicidad

Coronavirus

Los médicos alertan sobre aplazar pruebas y operaciones por el coronavirus

Los médicos advierten, aplazar pruebas y operaciones, tendrá consecuencias. La prioridad ahora mismo es habilitar plantas en los hospitales para enfermos COVID. Y eso conlleva reprogramar las citas a los pacientes

Los pacientes de los centros de salud se quejan, de que no te cogen el teléfono para una cita, o que aplazan consultas y pruebas. También en varios hospitales, que empiezan a estar desbordados por el coronavirus, como el de Móstoles en Madrid, o el 12 de Octubre, han optado por reprogramar consultas y operaciones no urgentes.

En principio las citas de pacientes oncológicos se mantienen pero este es el ejemplo de Beatriz, la hija de un enfermo, que asegura durante los últimos meses "ha estado día tras día llamando a su centro de salud" Carlos, su padre, se encontraba mal: "No te cogían el teléfono, o si te lo cogían no había citas presenciales"

"5 meses tarde. Diagnóstico: melanóma múltiple"

El 16 de julio, según denuncia, le deniegan una cita presencial. 4 días después Carlos, su padre, es diagnosticado con melanoma múltiple: "Si la consulta hubiera sido presencial, un análisis, una prueba. Ahora la enfermedad la hemos cogido 5 meses tarde"

La Atención Primaria comienza a estar desbordada al tener que compaginar pacientes COVID con otras patologías.

"Listas de espera apoteósicas"

Muchas citas se están retrasando y los profesionales alertan de la situación: "Tenemos listas de espera apoteósicas". Advierten que hay otros enfermos, además de los contagiados por coronavirus, que no pueden esperar: "Puede originar en muchos pacientes un empeoramiento de otras enfermedades, en muchos casos con riesgo de ser letales".

Médicos y sanitario temen revivir los peores momentos de la pandemia, están expuestos " a que la situación se desborde como a primeros de marzo" y temen un colapso "como lo vivido anteriormente.

Denuncian que después de tantos meses, siguen faltando medios y personal, no se sienten preparados ni física ni mentalmente para una nueva oleada de coronavirus.

Publicidad