Las algas japonesas como nori o wakame se están poniendo de moda en España.

Muchos consumidores afirman que "están buenísimas", pero desconocen sus propiedades. Los expertos aseguran que este tipo de algas tienen "un bajo contenido en calorías, un bajo contenido en grasas y son una buena fuente de fibra y vitaminas".

Los nutricionistas recomiendan a los españoles consumir este tipo de algas de forma moderada por su alto contenido en yodo. "Un gramo de alga disecada puede incluso tener más de 20.000% del yodo recomendado para un solo día", afirma un experto.

El exceso de yodo está relacionado con problemas de tiroides, pero no afecta igual a los españoles que a los asiáticos. "El consumo de algas en Asia viene desde hace miles de años, entonces ellos han desarrollado un organismo evolutivo de adaptación a ese exceso de yodo", señala Miguel Herrero, Investigador de Ciencias de la Alimentación CSIC-CIAL.