60.856000

Publicidad

Coronavirus

Los entierros en Madrid se cuadruplican por el coronavirus

En el enterramiento o cremación de la persona fallecida se restringe la presencia a un máximo de tres familiares o allegados.

El Ministerio de Sanidad prohibió desde este lunes 30 de marzo la celebración de velatorios. También se prohíben ceremonias fúnebres para evitar el contagio del coronavirus.

Esta prohibición afecta a todos los fallecidos, y no solo a aquellos que estuvieran infectados por COVID-19. Para el enterramiento o cremación de la persona fallecida se restringe la presencia a un máximo de tres familiares o allegados por fallecido.

A la tristeza de la pérdida de un familiar se suma la de no poder despedirte. En Madrid los entierros se han visto multiplicados por cuatro. En algunos centros se ha pasado de 10 a 40 funerales diarios. Aunque las idas y venidas de coches fúnebres son constantes, a penas se ven a familiares y conocidos de los fallecidos.

"Hay un duelo interrumpido. Hay una liturgia y acompañamiento para prepararse, pero esto es un hachazo que descoloca a todos", dice Vicente Esplugues, sacerdote de la morgue del Palacio de Hielo.

Publicidad