Donar sangre es un gesto sencillo y que puede ayudar a muchas personas. España puede presumir de país solidario, ya que ocupa el sexto puesto en el ranking de donaciones de sangre.

No obstante, el verano y las vacaciones producen una bajada de donantes y por eso, los centros de hemoterapia piden que hagamos un esfuerzo.

Solo tienes que rellenar un sencillo cuestionario y cumplir tres requisitos:

  • Ser mayor de edad
  • Pesar más de 50 kg
  • Tener buena salud

Una vez extraída la sangre, es analizada y transfundida al que la necesite.

Durante el verano, los centros de hemoterapia nos lo ponen todavía más fácil, y trasladan los recursos necesarios a la calle. Todo lo que esté en sus manos para incentivar a la gente.

Un gesto que no lleva nada de tiempo y que puede salvar muchas vidas.