NIVELES MÁS BAJOS DE LA ÚLTIMA DÉCADA

Los bajos niveles de los embalses provocan el temor por los efectos de la sequía

En zonas de Andalucía, Comunidad Valenciana o Aragón, se están produciendo reestricciones de agua que desde hace meses se reparte en camiones.

Publicidad

Puede ser un otoño especialmente duro para agricultores y ganaderos. La falta de lluvias ya empieza a provocar reestricciones en zonas de Andalucía, Comunidad Valenciana o Aragón, donde hace meses que se reparte agua en camiones. Algunos embalses están en los niveles más bajos de la última década.

El pantano de Barazona, en Huesca, se encuentra casi sin agua y agrietado. La alarma ha saltado también en Aragón donde en la agricultura y ganadería de esta comunidad autónoma se esperan pérdidas en torno a un 30 % de viñedos y almendros.

La organización agraria UAGAM, no espera que la situación para septiembre mejore. "Los pastos no se han desarrollado, los arboles se están secando", comentan.

En la Puebla de Castro llevan todo el verano suministrando con agua los depósitos del pueblo. La falta de agua también es alarmante en Andalucía, en la provincia de Málaga, pueblos como Fuente de Piedra lleva meses con reestricciones.

"Estamos suministrando agua de cuba que llega dos días a la semana para que puedan desde las casas beber y cocinar", dice el alcalde. La capacidad de los embalses andaluces no alcanza el 44 %. Algunos como Casasola y el del Limonero están en torno al 25 %.

En Valencia se ha alcanzado el nivel más bajo en sus embalses desde 2008. En un año ha llovido la mitad de la media anual. De 446 litros que es lo habitual a 247 en los últimos 12 meses. Cuatro millones de personas, en comarcas dependientes del Júcar y del Segura, se preparan ya para reestricciones.

También Baleares sufre la falta de agua. Mallorca atraviesa la peor sequía de la década. Los embalses no alcanzan el 45 %.

Publicidad