93.994500

Publicidad

Tráfico

Localizan en prisión al hombre que conducía con los pies en el volante

El detenido esta en la cárcel por otro delito. Colgó en internet varios vídeos en los que conducía de forma temeraria, invadiendo el carril contrario y conduciendo con los pies.

Gracias a la investigación desarrollada por el Grupo de Tráfico de la Guardia Civil, los agentes ha logrado identificar al conductor que protagoniza 4 vídeos realizando toda clase de infracciones de tráfico. Los vídeos fueron compartidos en las redes sociales y ellos se observa como el conductor se suelta de manos y pone los pies sobre el volante del coche.

Análisis de las grabaciones

Los agentes analizaron las imágenes para saber quien era estaba detrás de los vídeos, quien era el conductor temerario. Primero registraron las grabaciones de audio de los distintos vídeos para ubicar la fecha exacta y saber cuando se cometieron las infracciones de tráfico.

Una vez localizado el día, los agentes pudieron constatar que una patrulla había parado el mismo vehículo tras detectar una conducción irregular. Solicitaron la documentación del vehículo e identificaron al conductor, después pasaron a realizar la prueba de alcohol y drogas a lo que el hombre se negó. El hombre está detenido por otro delito y se encuentra en la cárcel cumpliendo condena.

Conducir a 200 km/h

Las infracciones de tráfico llaman la atención por los excesos de velocidad pero también por acciones temerarias. La Policía Nacional ha detenido a un joven que publicó un vídeo en una red social en el que se le podía ver conduciendo un vehículo a 200 kilómetros por hora por la A-42, en el que además se le veía bailando y soltando las manos del volante.

La investigación de la policía comenzó después de un correo de atención al ciudadano "redesabiertas@policia.es" donde se informaba de la existencia del vídeo publicado en el perfil de un familiar del detenido publicado en una red social.

En el vídeo se podía ver cómo el detenido conducía un vehículo a velocidad muy superior a la permitida, soltando el volante al tiempo que bailaba al ritmo de la música.

Publicidad