Publicidad

Pintada del rey

Polémica por un grafiti censurado con el rostro del rey emérito en apoyo al rapero Pablo Hasél

Un grafiti crítico con el rey emérito ha causado la polémica en Barcelona. A las pocas horas de pintarse fue borrado y se desconoce quién dio la orden.

Un grafiti contra el rey emérito de España, Juan Carlos I, pretendía ser un acto reivindicativo organizado en los jardines de las Tres Xemeneies en Barcelona para apoyar al rapero Pablo Hasél, condenado a prisión por sus letras contra la monarquía y enaltecimiento del terrorismo.

En el mural, realizado por el artista gráfico Roc Blackblock, se presenta a Juan Carlos de Borbón con flechas que atraviesan su rostro acompañadas de palabras como "ladrón" "chorizo" o "asesino de elefantes". Sin embargo, la pintada fue eliminada por los servicios de limpieza municipales a las pocas horas. Algo que no sentó bien a la plataforma 'Libertad Pablo Hasél' que no dudaron en mostrar su enfado por la demolición del mural.

Quién dio la orden sigue siendo todavía una incógnita, aunque el concejal de Derechos de Ciudadanía y Participación de Barcelona, Marc Serra Solé, ya ha confirmado que se trata de un error y que se volverá a pintar en breve.

La alcaldesa de la Ciudad Condal, Ada Colau, también ha pedido perdón a través de redes sociales por la "actuación errónea de la administración municipal" por lo que ha prometido que se restaurará "lo antes posible".

El Gobierno ha anunciado que cambiará la ley para que casos como el del rapero Pablo Hasél no conlleven la pena de cárcel. Esto ha provocado un nuevo choque entre PSOE y Unidas Podemos. Según la formación política que lidera Pablo Iglesias, Moncloa se adelantó y anunció por sorpresa una propuesta para revisar los delitos sobre libertad de expresión, la misma que ellos habían planteado con anterioridad a la vicepresidencia primera, Carmen Calvo.

Publicidad