22.778776

Publicidad

Agresión en hospitales

Una limpiadora del Hospital Insular de Gran Canaria denuncia la agresión a puñetazos de un paciente

Una empleada de un hospital en Gran Canaria afirma que un paciente le atacó con puñetazos. Asegura que la agresión tuvo lugar cuando entró a limpiar la habitación. Además, denuncia que en el hospital no la atendieron. Presenta lesiones como la falta de un diente, moratones o arañazos.

En resumen
  • La denunciante enseña fotografías de las secuelas de la agresión
  • Denuncia la agresión a puñetazos por lo que se le cayó un diente y muestra arañazos
  • El hospital reconoce la agresión, aunque no haberle negado la atención

La empleada de la limpieza del hospital insular de Gran Canaria asegura que un paciente le dio una paliza y le atacó con puñetazos cuando entró a limpiar la habitación y denuncia que en el hospital no la atendieron.

Un diente roto, varios moratones y arañazos en todo el cuerpo, son los daños que denuncia María Jesús Hernández que le ha provocado el ataque de un paciente ingresado en el Hospital Insular de Gran Canaria el pasado martes 16 de junio cuando entró a limpiar una de las habitaciones.

María Jesús acudió el pasado martes 16 de junio al Hospital Insular de Gran Canaria a desarrollar su habitual jornada laboral como limpiadora en la planta 9 del servicio de Traumatología. Según su relato, al entrar en una de las habitaciones uno de los pacientes, de nacionalidad alemana, sin mediar palabra, le propinó varios golpes en la espalda y la dejó tirada en el suelo.

Denuncia diversas lesiones

Debido a la agresión sufre lesiones cutáneas, contusiones, lesiones en la cabeza, cuello y tronco además de una fractura dental. Además, ha sufrido al menos dos crisis epilépticas que su familia vincula a la paliza recibida.

La víctima denuncia que no recibió ninguna ayuda por parte del hospital ni desde la empresa para la que trabaja, una subcontrata del Servicio Canario de Salud, ya que asegura que se limitaron a enviarla a la mutua para que la valoraran sin ni siquiera hacerla prueba alguna.

El agresor es un paciente de nacionalidad alemana que lleva varios meses hospitalizado y que, según la propia víctima, no es la primera vez que muestra una conducta agresiva tanto con los trabajadores como con otros pacientes.

El hospital confirma la agresión

Desde el Hospital Insular de Gran Canaria, confirman los hechos pero niegan no haberle prestado socorro a la víctima. Aseguran que no observaron daño alguno y que le ofrecieron ayuda para trasladarla a la mutua para que fuera reconocida y ella lo negó aludiendo que se iba por su propio pie a su casa.

María Jesús denuncia, además de la agresión, que ha habido omisión del deber de socorro por parte del hospital.

Publicidad