Publicidad

Acusación manifestante

Libertad provisional para la acusada de quemar un furgón policial por error en la identificación

La defensa de la acusada ha demostrado que la manifestante no coincide con la persona que aparece en las imágenes incendiando un furgón de la Guardia Urbana con un agente en su interior.

La mujer detenida durante las manifestaciones en defensa de Pablo Hásel en Barcelona, como presunta responsable de quemar un furgón de la Guardia Urbana con un agente en su interior, ha sido puesta en libertad provisional.

La jueza instructora determinó correspondiente la decisión la noche del lunes, debido a las dudas sobre su identificación, después de que su abogado alegara que se habían equivocado y que ella no era la persona responsable de lo sucedido. Por tanto, ha quedado anulado el auto de prisión, pero si deberá comparecer cada quince días en el juzgado, han detallado fuentes jurídicas.

La manifestante de origen italiano ha permanecido un total de 19 días en prisión preventiva. Cuando S.C. fue detenida se acogió a su derecho a no declarar.

Su abogado demuestra que no coincide con la descripción del sospechoso

El recurso que presentó el letrado defensor de la acusada demostraba, con un informe pericial antropométrico, que no coincidía con la descripción de la persona que arrojó el líquido inflamable al vehículo. Ni en la estatura , ni en el color de la ropa, accesorios o tatuajes que sí tiene la manifestante pero que no se aprecian en las imágenes donde se ve el ataque de la verdadera responsable.

Los Mossos d'Esquadra incluyeron en el recurso de la acusación que la ropa de la detenida desprendía "olor a gasolina" y que poseía un mechero "igual a los intervenidos a otros detenidos". Pero el encendedor, según indica la defensa, lo habría adquirido por la compra de un tabaco de liar "muy barato".

Asimismo, la puesta en libertad de la joven podría poner en duda la identidad del resto de acusados.

Publicidad