Ciberacoso

En libertad la detenida por acosar en redes sociales a la actriz Candela Peña

Candela Peña había denunciado en repetidas ocasiones el acoso recibido en redes sociales hacía ella y hacía su hijo de 10 años.

La actriz Candela Peña

Agencia EFE La actriz Candela Peña

Publicidad

El pasado día 2 de febrero, una mujer de 22 años fue detenida acusada de acosar y amenazar a la actriz Candela Peña y a su hijo de 10 años. Según ha informado este viernes el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), una jueza de Martorell, en Barcelona, ha puesto en libertad a esta joven, tras más de ocho meses de insultos y amenazas de muerte continúas a través de las redes sociales. El caso se ha traslado al juzgado de instrucción número 14 de Madrid, por decisión del la jueza de Martorell.

La detenida se había creado más de 20 perfiles falsos

Durante los ocho meses de continuo acoso, la joven de Barcelona se ha registrado con más de 20 perfiles falsos con los que seguir amenazando e importunando a Candela Peña. Muchos de los comentarios ofensivos que esta mujer hacía fueron publicados a través de las redes sociales oficiales de la actriz, que utilizó su Instagram a modo de denuncia social. Aunque no se quedó ahí, la colaboradora de La Resistencia, interpuso una denuncia al considerarse víctima de un incesante acoso y amenazas graves de muerte, tanto contra ella como contra su hijo, a través de las redes sociales. Como pruebas del delito, se aportaron más de 40 páginas con capturas de pantalla de las publicaciones que la detenida había publicado contra la actriz, llegando la mujer a publicar una foto del menor con el mensaje "te juro que lo mato".

La acusada controlaba los movimientos de la actriz

La Policía comenzó a investigar sobre estas publicaciones, obteniendo datos de los perfiles y los datos técnicos asociados y, tras su análisis, lograron identificar a la usuaria y presunta autora de este ciberacoso a la actriz. Además, tras su detención, los agentes de la Policía Nacional descubrieron que la acusada vigilaba a la actriz y sabía dónde estaba y qué hacía en cada momento.

Publicidad