La Policía Nacional ha liberado a tres mujeres víctimas de explotación sexual y han detenido en l'Alfàs del Pi (Alicante) al matrimonio que regentaba dos clubes de alterne donde eran explotadas. Las mujeres procedían principalmente de Nigeria, para llegar a España se dirigían primero hasta Italia por mar desde Libia y de ahí hasta España.

Las pesquisas se iniciaron el pasado mes de febrero cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de dos organizaciones criminales dedicadas a la trata de seres humanos con fines de explotación sexual. Las mujeres llegaban engañadas y como es habitual en este tipo de prácticas, una vez estaban en España se les informaba que habían contraído una deuda con la organización y eran trasladadas a uno de los dos clubes de alternes investigados, situados en Alicante y en el municipio de l'Alfàs del Pi.

En el interior del local, las mujeres eran mostradas al dueño para que viera si la quería. En caso de que accediera, la mujer empezaba a trabajar ese mismo día. Además, los tratantes daban instrucciones precisas al dueño y porteros para que no entregasen nada del dinero procedente de la explotación a las chicas sino a ellos directamente.

Las mujeres explotadas estaban completamente aisladas debido a la barrera idiomática, permaneciendo en el lugar en condiciones de vulnerabilidad y siendo prostituidas durante todos los días de la semana en el horario de apertura del club.

Las investigaciones policiales determinaron que el matrimonio propietario de ambos clubes se beneficiaba del ejercicio de la prostitución, así como de otras mujeres en situación administrativa irregular, reportándole elevados beneficios económicos que ocultaban bajo un entramado empresarial creado para el blanqueo de capitales.