OPERACIÓN 'BURBUJA'

Liberada una joven de 23 años forzada a prostituirse en clubes de Mallorca

La Policía Nacional ha detenido a una mujer y su pareja en Palma de Mallorca por trata de personas para su explotación sexual y una de las jóvenes víctimas ha sido liberada. En un principio, la joven nigeriana recibió una oferta de trabajo de camarera en Europa y, tras aceptarla, fue trasladada a Palma donde fue obligada a ejercer la prostitución en clubes. La operación ha recibido el nombre de 'Burbuja'.

Un coche de la Policía Nacional

Publicidad

Una joven de 23 años que era forzada a prostituirse en clubes de alterne de Palma de Mallorca ha sido rescatada por agentes de la Policía Nacional, en una operación en la que ha sido detenida una mujer y su pareja por trata de personas para su explotación sexual.

Según ha informado este viernes la Policía Nacional, la víctima, de nacionalidad nigeriana y captada en su país por medio de una falsa oferta de trabajo hecha por la detenida, fue rescatada gracias a la llamada de auxilio realizada por un cliente de la chica. Durante su cautiverio, la joven fue obligada a abortar por los detenidos cuando se quedó embarazada debido a que no se le permitía emplear preservativos durante los servicios sexuales.

La Policía Nacional ha indicado que a la chica se le ofreció un trabajo de camarera en Europa y, tras aceptar, fue llevada en camión por varios países africanos hasta la costa de Libia. Allí permaneció un mes aproximadamente hasta que recibió nuevas instrucciones para subir a un barco que la trasladó hasta la costa del sur de Italia.

Según el relato, el barco fue abordado en el mar por servicios italianos y, junto a más de un centenar de personas, entre ellas varias mujeres y niños, fue acogida en un centro asistencial en la zona de Verona. Pocos días después recibió en el centro la visita de la mujer detenida en esta operación para hacerse cargo de ella y trasladarla hasta Palma, donde al llegar se le informó de que tenía una deuda inicial de 25.000 euros y que tenía que pagar de manera apremiante, siendo la única manera teniéndose que prostituir.

Para evitar su fuga, ha explicado la Policía Nacional, durante el día la mantenían encerrada en un piso para luego, por la noche, trasladarla a diferentes clubes en los que era explotada sexualmente, siempre bajo el control de su "mamy" a la que entregaba todas sus ganancias. La pesadilla de esta joven concluyó después de que un cliente comunicara los hechos por medio del teléfono contra la trata, y se iniciara de forma urgente la investigación, centrada en localizar a la víctima, que pocas horas después de hallarla fue liberada.

La Policía Nacional ha detenido a la proxeneta y a su pareja como colaborador, y en el registro del domicilio en el que estaba retenida la joven se ha encontrado documentación directamente relacionada con la investigación.

Esta operación policial denominada 'Burbuja', ha sido realizada por agentes de la Unidad Contra Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF) de la Jefatura Superior de Policía de Baleares. La víctima ha mostrado su agradecimiento escribiendo un emotivo poema dirigido a la Policía Nacional.

Publicidad