Coronavirus: Los leones invades las calles durante el confinamiento

Publicidad

Coronavirus

Los leones invaden las calles durante el confinamiento por el coronavirus

Ante el confinamiento por el coronavirus que está sufriendo gran parte de la población, muchos son los animales que han aprovechado para campar a sus anchas. Los leones están más cómodos que nunca ante la ausencia humana.

Si hay algún beneficiado ante la crisis que estamos viviendo con el coronavirus, son sin duda alguna los animales. Ante la situación de confinamiento que estamos experimentando los humanos, ellos gozan de total libertad.

Muchas son las imágenes que hemos visto en redes sociales de patos, jabalíes y distintas especies invadiendo el espacio dejado por los humanos durante la crisis del coronavirus.

Sin embargo, en otros países la situación ha hecho que animales, bastante más imponentes, hagan su aparición en escenarios normalmente saturados de humanos. Los leones en Sudáfrica tampoco han querido desaprovechar la coyuntura.

En el caso del Parque Nacional Kruger, se han hecho virales unas imágenes de estos majestuosos leones paseando y tumbándose en la carretera como si tal cosa. La ausencia de turistas ha hecho que los técnicos del centro observen una alteración en los movimientos de sus tutelados.

Esta reserva es la más importante del sur de África y está cerrada al público desde el pasado 25 de marzo, en base a las directrices del ejecutivo sudafricano. Por las noches, los cuidadores que salvaguardan su integridad ante los cazadores furtivos, incluso los han visto marcando zonas donde habitualmente pasean los humanos.

Además, pese a que están más acostumbrados a la presencia humana que en otros lugares, no es normal ver a los leones aprovechar el calor que acumulan las carreteras para echarse una pequeña siesta. La imagen corresponde a una carretera local de la zona de Kempiana, cerca del campamento de Orpen, ahora mismo deshabitado.

Cada año visitan esta reserva 1,5 millones de personas, así que parece que los verdaderos dueños del terreno han querido aprovechar estas “vacaciones de humanos” por el confinamiento por el coronavirus para descansar y ampliar sus fronteras.

Publicidad