69.994500

Publicidad

Coronavirus

Lebrija, el pueblo que iza banderas de colores diferentes en función de sus casos de coronavirus: desde la verde a la roja

En el ayuntamiento del pueblo sevillano de Lebrija ondea ahora mismo la bandera amarilla por coronavirus, lo cual indica una incidencia moderada de entre 29 y 82 contagios.

Lebrija es un pueblo de Sevilla cuyo consistorio ha creado un sistema para informar a sus vecinos de la incidencia del coronavirus en su pueblo. Así, en el Ayuntamiento ondeará una bandera de un color diferente en función de la gravedad de la situación. Así, las banderas van desde la verde a la roja.

En este momento ondea en la fachada del ayuntamiento la bandera amarilla, que informa a los vecinos de la localidad de cómo está discurriendo la pandemia entre sus calles en función del color de la misma: puede ser verde, amarilla, naranja o roja.

Para cada una de estas cuatro fases, el ayuntamiento maneja un plan de actuación con medidas restrictivas. Así, la bandera verde, que indica una incidencia del virus menor a los 28 casos, incluye medidas tales como limitación de reuniones y aforo en comercios, suspensión de las visitas a los centros sociosanitarios o la desinfección diaria de parques infantiles.

La siguiente es la bandera amarilla, que ondea actualmente en la fachada. Ello indica una incidencia del virus de entre 29 y 82 contagios, y conlleva restricciones como el refuerzo de rastreadores, controles policiales y reducción de aforo en espacios municipales concurridos.

Casi 30.000 habitantes

Este pueblo del sur de Sevilla sufre en los últimos días un aumento de casos, alcanzando este domingo los 81 contagios entre sus cerca de 30.000 habitantes.

La bandera naranja va de los 83 a los 100 contagios y supone, por ejemeplo, el establecimiento de aforos y controles de acceso en actividades sujetas a licencias de ocupación de la vía pública y la reducción del aforo en los transportes públicos hasta el 50%.

Finalmente, la bandera roja solo se izaría cuando hubiera más de 111 casos y supondría solucitar a la Junta de Andalucía la suspensión de las clases presenciales, la suspensión de todo acto municipal, el cierro de instalaciones deportivas, culturales y parques, etc.

Publicidad