La niña rusa de 3 años que se encontraba ingresada desde el pasado jueves por ingerir una pastilla de éxtasis ha recibido el alta, según el Área de Salud de Ibiza y Formentera.

La menor ingresó en estado crítico en la UCI del hospital de Can Misses tras consumir MDMA. Tras observar su estado de gravedad se trasladó a la UCI pediátrica del hospital de Sos Espases de Palma. El sábado se le pasó a planta cuando su estado pasó de crítico a grave.

Todo ocurrió el pasado jueves cuando la pequeña tomó una pastilla que estaba en el suelo en un parque infantil de Puig d’en Valls, en el municipio de Santa Eulària. Cuando la madre se dio cuenta, la niña ya había tomado la droga, según informó la Oficina Periférica de Comunicación (OPC) de la Guardia Civil de Baleares después de tomar declaración a los padres.