El portavoz de la Guardia Civil en Málaga, Bernardo Molto, ha explicado las tres opciones que existen para intentar rescatar al pequeño Julen, el niño atrapado en un pozo de Totalán desde este domingo.

La primera opción es perforar el material duro con el que se han topado a 73 metros de profundidad. La segunda es generar una perforación paralela sin afectar al pozo en el que se encontraría el pequeño o, por último, excavar a cielo abierto.

Tras el hallazgo de una bolsa de chucherías y de un vaso en dicho pozo, el portavoz de la Guardia Civil destaca que "no hay indicios ni evidencias que demuestren que esos objetos son del niño".