Publicidad

Pablo Hasél en prisión

Las protestas por Pablo Hasél pierden asistentes pero acaban con los mismos disturbios violentos que las otras noches

Se cumple una semana del arresto de Pablo Hasél con 112 detenidos en Barcelona por los disturbios violentos y una factura de destrozos millonaria.

En resumen

Ha sido la protesta menos numerosa, unas 700 personas han salido a las calles de Barcelona en la séptima noche de disturbios violentos. Ni la lluvia ha impedido que se manifiesten en contra de la detención del rapero Pablo Hasél, pero la escena se ha repetido y la noche ha terminado como las anteriores con contenedores quemados, barricadas y lanzamiento de todo tipo de objetos contra la policía.

Los agentes acorralados en la ciudad de Cataluña han visto volar las botellas de cristal, tras lanzarle todo tipo de objetos al final los radicales han tenido que salir corriendo delante de los furgones policiales.

3 personas han sido detenidas en Barcelona y con ellas ya son 112 las arrestadas en Cataluña desde el pasado martes.

Vecinos y comerciantes están hartos de que se sigan repitiendo los destrozos y de que la violencia impere en la ciudad. La factura de los destrozos es millonaria, solo en mobiliario urbano roza el millón de euros

Se cumple una semana de la detención de Pablo Hasél

El pasado martes, Pablo Hasél fue detenido en el rectorado de la Universidad de Lleida. El rapero se encerró allí la jornada previa para "dificultar todo lo posible" su detención.

Los mossos llevaron a cabo un operativo para detenerlo que finalmente no tuvo contratiempos y pasadas las 8:00 de la mañana fue arrestado el rapero. Una por una los agentes sacaron del rectorado a todas las personas que se encerraron con él. Finalmente el rapero ha sido detenido y conducido al exterior.

Hasél se despidió de sus seguidores antes de entrar en prisión gritando: "No nos van a parar. Venceremos; no nos van a doblegar ni con toda la represión jamás", ha dicho el rapero momentos después de ser detenido, ante los gritos de sus seguidores que pedían: "Libertad, Pablo Hasél".

Publicidad