TRUCOS PUBLICITARIOS

Las marquesinas de los autobuses se convierten en plataformas de publicidad interactiva

Mientras esperamos un autobús a nuestro alrededor pueden pasar cosas extrañas. Son trucos publicitarios para captar nuestra atención cuando menos lo esperamos.

Publicidad

Parada de autobús de una céntrica plaza de Estocolmo. Alguien enciende un cigarrillo, lo que provoca la tos de la valla publicitaria. La explicación es sencilla: la pantalla está dotada de un detector muy sensible al humo del tabaco que activa una grabación.

Esta pantalla antitabaco es la última innovación. Ya habíamos visto otras similares, siempre instaladas en marquesinas de autobús tecnológicamente modificadas para hacernos creer que ha caído un meteorito a nuestro lado, o que un zombi nos ataca, o que un hombre sale volando con un montón de globos.

El objetivo de estas campañas de publicidad se cumple cuando nos dejan con la boca abierta. Cada vez más, los responsables de marketing de las empresas están utilizando las marquesinas y paradas de los autobuses para lanzar campañas publicitarias basadas en tecnologías interactivas.

Publicidad