La actividad de las mafias que trafican con personas aumenta drásticamente en verano. Estas emplean cualquier tipo de medio para lograr lucrarse de los inmigrantes que intentan acceder a nuestro país

La Guardia Civil ha denunciado que algunas mafias alquilan motos de agua para transportar inmigrantes entre las orillas de Marruecos y Ceuta. Llegan a cobrar entre 600 y 1.000 euros por un trayecto de apenas tres minutos.

Hace tres años un inmigrante moría y otro era rescatado después de que el piloto de la moto que intentaba introducirlos ilegalmente a España los arrojo al mar al ser intentar escapar de la Guardia Civil.