81

Publicidad

Coronavirus

Las familias de la residencia de Becerril de la Sierra denuncian que no avisaron del brote que causó la muerte de 12 ancianos

Se investiga la muerte de 12 personas con coronavirus en la residencia de Becerril de la Sierra después de que las familias hayan denunciado que no se diera aviso del brote.

Se investiga la muerte de 12 personas con coronavirus en una residencia de ancianos de Becerril de la Sierra, en Madrid. Dos trabajadoras del centro dieron positivo días antes de que se iniciara el proceso de vacunación y las las familias denuncian que el centro no les comunicó a tiempo que había un brote en la residencia.

El brote se debe, al parecer, a la cepa británica, y ha terminado afectando a sus 17 trabajadores y a sus 48 residentes. Fue el día 7 de enero cuando las dos empleadas dieron positivo en coronavirus y la residencia empezó a vacunar justo un día después, sin hacer test previos a los ancianos.

El centro no ha querido hacer declaraciones, pero el viernes reconocían que no hicieron test a los residentes nada más saber que había dos trabajadoras contagiadas.

La directora general de Atención al Mayor y a la Dependencia de la Comunidad de Madrid, Begoña Cortés, ha afirmado este lunes que si se detectan irregularidades en los protocolos seguidos por la residencia, lo trasladará al Consejería de Sanidad o, llegado el caso, a la Fiscalía.

"En Becerril, con 12 fallecidos y muchos contagiados y que nadie desde el Gobierno regional haya avisado al alcalde o qué no se explique qué medidas se han tomado. Si la residencia no informó hasta el 17 de enero lo hizo mal o si informó el día 7 lo hizo mal Sanidad", ha apuntado.

Publicidad