107.007667

Publicidad

Coronavirus

Las camas de UCI y para enfermos graves serán clave para que las provincias avancen en las fases de desescalada del coronavirus

En la tarde de este domingo, Salvador Illa ha concretado los requisitos de recursos sanitarios que deben cumplir las provincias para pasar de una fase a otra en la desescalada de las medidas de confinamiento por el coronavirus.

En resumen

  • De momento, no hay un sistema de vigilancia masiva de contagios

Todos los países afrontan las fases del desconfinamiento guiándose por indicadores que permiten conocer la incidencia de la enfermedad en sus territorios.

En España, sabíamos que para afrontar la desescalada habría que tener una incidencia baja y camas libres, entre otros indicadores. En la tarde de este domingo, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha detallado más esas condiciones.

Las comunidades autónomas tienen que poder disponer por cada 10.000 habitantes de entre 1,5 y 2 camas de UCI y unas 37 o 40 camas para enfermos agudos, y además ponerlas en marcha en un plazo máximo de cinco días, por si hubiera un brote. Ese es el requisito obligatorio para que los territorios puedan avanzar de fase.

Se recomienda a las comunidades que mantengan el número de profesionales sanitarios que había en los momentos "críticos" de la pandemia.

También se van a analizar datos, pero aún no se ha puesto en marcha una solución de vigilancia masiva de los contagios, ni digital ni convencional, lo que se conoce como 'coronadetectives', que recopilan información para controlar a quienes han estado en contacto con un enfermo.

Publicidad