Nieve en Madrid, carreteras cortadas y estado del tráfico por el temporal filomena en España

Publicidad

Nieve

La larga noche de tres conductores de autobús atrapados en la A-4 durante 26 horas: "Nadie se ha preocupado"

Tres conductores de autobús han quedado atrapados durante 26 horas en la autovía de Andalucía (A-4) durante el temporal de nieve Filomena en Madrid. Los tres lamentan la poca previsión y critican que nadie se haya preocupado por ellos.

La noche ha sido larga para los ocupantes de los vehículos que se han quedado atrapados en la carretera. Entre ellos, tres conductores que cubrían la ruta que pasa por algunos de los polígonos industriales de la Comunidad de Madrid cuando les faltaban apenas 200 metros para llegar a la base de la empresa de los autobuses en la que trabajan, tal y como relatan.

Critican que a pesar de la alerta de que el temporal iba a ser muy fuerte la previsión fue "nula, tanto en lo que se refiere al rescate y auxilio a los atrapados como en la planificación".

Precisamente Carlos Novillo, director de Emergencias de la Comunidad de Madrid, ha contado en directo en Antena 3 Noticias que uno de los puntos más complicados que han tenido que intervenir durante la mañana ha sido el de la A-4 dada la cantidad de vehículos que han quedado atrapados. Un punto en el que ha tenido que intervenir la Unidad Militar de Emergencias.

Los conductores relatan que en torno a las seis de la tarde algunos compañeros ya daban aviso del estado de las carreteras, pero que no fue hasta unas horas después "cuando la situación empeoró" cuando les ordenaron suspender la ruta a causa del hielo acumulado.

Totalmente atrapados

En ese momento otros vehículos como camiones ya no podían avanzar y les ordenaron dirigirse al kilómetro veinte de la A-4 donde finalmente quedaron totalmente atrapados.

Los tres pasaron la noche juntos y aunque tenían algo de comida, batería en los móviles y calefacción califican la noche como "durísima" ya que la acumulación de nieve era constante. No fue hasta el amanecer cuando pudieron hablar con los efectivos de la UME que ya estaban trabajando con quitanieves cerca del punto donde habían quedado atrapados. Aún así, los tres chóferes tuvieron que desatascar los autobuses con sus propias palas.

Una vez pudieron volver a circular volvieron a quedar inmovilizados durante tres horas más. Uno de ellos relata que su turno empezó a las dos de la tarde de ayer y que aún no sabe si podrá regresar hoy a ella.

Publicidad