la madre del pequeño denuncia a la Ficalía

La vida de un niño con fibrosis quística depende de un medicamento que no financia Sanidad

Ricardo tiene 12 años y padece fibrosis quística en fase terminal. El único tratamiento que puede frenar la enfermedad es un medicamento que se llama Orkambi. Cuesta 120 mil euros al año y Sanidad no lo financia. Su madre ha denunciado ante la Fiscalía.

Publicidad

El medicamento está autorizado por la Agencia Nacional del Medicamento pero el ministerio de Sanidad no accede a financiarlo porque no cuenta con consenso médico sobre sus beneficios.

Esta semana la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, se reúne con todos los consejeros autonómicos y desde Canarias apoyarán y pedirán que lo cubra la seguridad social.

Como Ricardo hay otros 600 niños en toda España con fibrosis quística. Podría cambiarles la vida si el viernes se aprobara la autorización para financiar el medicamento "Orkambi".

Publicidad