Publicidad

Coronavirus

La reducción de la presión hospitalaria en España permite empezar a cerrar plantas de coronavirus

La reducción de contagios de coronavirus en toda España está favoreciendo el cierre de plantas destinadas a atender a pacientes con coronavirus. Un caso es el del hospital Virgen del Rocío de Sevilla que ha cerrado 3 de sus 6 plantas covid.

España registra un descenso generalizado en las cifras de contagios por coronavirus, lo que está favoreciendo el cierre de plantas que estaban destinadas a atender a pacientes infectados por el virus. Un ejemplo está en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde ya han cerrado la mitad de las plantas que tenían habilitadas para enfermos covid.

La cifra de contagios por coronavirus desciende en todo el país y eso se refleja en la cantidad de plantas e instalaciones provisionales que cierran su uso exclusivo para pacientes infectados. Los quirófanos también, poco a poco, vuelven a la normalidad.

Es uno de los mejores síntomas de la evolución de la pandemia, aunque conviene recordar que es la tercera vez que vivimos esta situación. Después de cada ola llega una mejoría que comienza a verse en la vuelta a la normalidad de los hospitales como en el de Virgen del Rocío en Sevilla.

En el centro la semana acaba con buenas noticias porque de las 6 plantas que se habían habilitado para tratar a pacientes con coronavirus se han conseguido liberar 3 debido a los buenos datos. Eso va a hacer que se agilicen las listas de espera de operaciones no urgentes que habían sido aplazadas.

"Esta recuperación de camas para pacientes no covid va a permitir que podamos abordar la lista de espera y poder reiniciar la actividad quirúrgica programada que se ha quedado suspendida en las anteriores olas", explica Miguel Ángel Montilla, médico del hospital Virgen del Rocío.

Sin embargo, los profesionales siguen pidiendo prudencia porque continuamos en riesgo extremo. Hoy las cifras en Sevilla continúan a la baja y los contagios se han reducido a la mitad. Si febrero empezaba con más de 33.000 contagios a la semana, estos últimos 7 días han bajado a los casi 11.000.

Este descenso de contagios se traduce en que la incidencia acumulada ha bajado, por primera vez desde principios de año, de 300 para situarse en 294,7 casos por cada 100.000 habitantes, según los datos ofrecidos por el Ministerio de Sanidad.

Publicidad