Publicidad

Coronavirus

La reapertura es un "suicidio" pese al descenso de casos de coronavirus, según los epidemiólogos

Varias comunidades autónomas se plantean la desescalada por la mejora de la incidencia del coronavirus en España. Los epidemiólogos creen que precipitarse es un error.

El descenso de la incidencia acumulada del coronavirus en España ha llevado a varias comunidades autónomas a relajar las restricciones. La Comunidad de Madrid ha retrasado el toque de queda, Murcia ha aprobado el encuentro de convivientes en terrazas y Cullera (Valencia) ha vuelto a abrir sus playas.

Pero los expertos avisan: cada vez que se observa un descenso en la curva epidemiológica del coronavirus, se repite la historia. Por eso, precipitarse en la reapertura es "un suicidio, es jugar a la ruleta rusa", según ha advertido el exdirectivo de la Organización Mundial de la Salud, Daniel López Acuña, a Antena 3 Noticias.

Una desescalada segura requiere que la incidencia acumulada sea inferior a 25 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes. Según el último informe del Ministerio de Sanidad, este dato se sitúa en 385,65 casos, por lo que todavía queda mucho camino por recorrer.

Algunos dirigentes, como el presidente valenciano, Ximo Puig, coinciden y recuerdan que la combinación para vencer a la COVID-19 son la prudencia y la alerta.

Mismo debate en cada ola del coronavirus

Y así, vuelve el debate recurrente en cada ola de la pandemia. Los partidarios de una reapertura abogan por dejar espacio a la población, pero también reconocen que hay quien no se toma en serio el peligro del virus.

Pero la evolución del coronavirus no es comparable a nivel mundial. Países como China o Australia ya han recobrado la vieja normalidad, esa vida en la que no se requiere el uso de mascarillas.

Una escena que se antoja impensable en España, según López Acuña. "Para eso necesitamos un confinamiento. Era necesario, pero no se ha querido cambiar los toques de queda ni ir al confinamiento", señala a Antena 3 Noticias.

Y el exdirectivo avisa: sin medidas más restrictivas, España está abocada a una cuarta ola del coronavirus.

De hecho, la OMS ha recordado este martes que la flexibilización de las medidas es muy arriesgada. "La transmisión va a seguir, por lo que si se levantan las medidas hay que ser muy cautelosos para que no ocurra lo mismo que ha pasado en otoño y el virus se vuelva a expandir rápidamente", ha señalado el director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Michael Ryan.

Publicidad