Publicidad

SE APLAZA EL CAMBIO DE UBICACIÓN

La presión de los vecinos de un pueblo de Valencia impide la retirada de la Cruz de los Caídos de su plaza

Durante 24 horas, vigilia incluida, un grupo de vecinos de Callosa de Segura se ha concentrado para conservar el monumento. El alcalde quiere trasladar la cruz al cementerio aplicando la Ley de Memoria Histórica, que prohíbe símbolos franquistas. El gobierno municipal ha decidido aplazar, sin fecha, el cambio de ubicación del monumento.

Publicidad