Publicidad

Drogas

La Policía Nacional detiene a 31 personas por la venta y distribución de anabolizantes y esteroides

La Policía Nacional ha desmantelado a una organización que operaba en Valencia, Alicante y Murcia y en total han intervenido 510.000 dosis de sustancias anabolizantes, 163 gramos de cocaína, 3.328 gramos de marihuana y 13 gramos de hachís.

En resumen

  • La red también se dedicaba al tráfico de estupefacientes y a la comisión de hurtos de sustancias hormonales en centros hospitalarios

  • Los medicamentos prohibidos eran importados a España desde Portugal y Bulgaria

La Policía Nacional ha desarticulado una organización que operaba en Valencia, Alicante y Murcia y ha detenido a 31 personas en una operación contra la venta y distribución de anabolizantes y esteroides.

Según fuentes policiales, la red desmantelada también se dedicaba al tráfico de estupefacientes y a la comisión de hurtos de sustancias hormonales en centros hospitalarios.

En total, los agentes han intervenido 510.000 dosis de sustancias anabolizantes, 163 gramos de cocaína, 3.328 gramos de marihuana y 13 gramos de hachís.

Por su parte, los medicamentos prohibidos eran importados a España desde Portugal y Bulgaria por vía terrestre y a través de empresas de paquetería. Al parecer, la distribución se realizaba en tiendas de nutrición deportiva y en repartos diarios personales en casi toda la Comunidad Valenciana.

La red tenía un almacén en Llosa de Ranes, Valencia, donde se han intervenido más de 500.000 dosis de sustancias anabolizantes en diversos formatos, cápsulas, comprimidos o inyectables.

La investigación se ha llevado a cabo en cinco fases y se han realizado nueve registros domiciliarios y seis inspecciones en establecimientos de diferentes puntos de la Comunidad Valenciana y de la región de Murcia.

Inicio de la investigación

Las investigaciones comenzaron en junio del 2020, después de detectar que diversas personas se estaban dedicando a la distribución de productos anabolizantes en una tienda de nutrición deportiva.

Las investigaciones se centraron en los dos principales miembros de la organización, un hombre de 56 años, propietario de una tienda de nutrición deportiva, y otro varón de 53 años, encargado del reparto diario de las sustancias.

También, lograron identificar a otro de los principales miembros de la organización, un ciudadano búlgaro de 36 años, el cual era el principal proveedor de los otros dos investigados.

Además, se descubrió que facilitaban dichas sustancias a otras personas relacionadas con establecimientos de suplementos deportivos y gimnasios, así como a deportistas vinculados al culturismo.

Publicidad