Una nueva operación contra el narcotráfico, esta vez en Roquetas de Mar (Almería), ha permitido que la policía detenga a dos sospechosos de regentar un narcobloque' en el que, han interceptado 2.400 plantas de marihuana, 120 enganches a la red eléctrica y 20 a la hídrica.

La llamada operación ‘Alfaliz’ comenzó cuando los vecinos de los aledaños del bloque comenzaron a denunciar un fuerte “olor a marihuana”, que procedía del bloque que posteriormente ha sido intervenido en esta operación conjunta entre la Policía Nacional y la Guardia Civil.

En esta nueva operación contra el narcotráfico en Andalucía se han llegado a interceptar un total de 316 lámparas con reflectores, 336 balastros, 364 bombillas, 30 extractores, 67 ventiladores, 42 equipos de aire acondicionado, tres bombas de agua, tres equipos de osmosis, tres bombas de sulfatar, medidores de ph, humificadores y un equipo de aire acondicionado portátil.