123

Publicidad

Toledo

La pandemia del coronavirus obliga a Cipriano, de 86 años, a repartir comida todos los días entre los más necesitados

Cipriano, un jubilado de 84 años, dedica su tiempo a dar de comer a los más necesitados. Lo lleva haciendo desde hace 72 años y actualmente, a causa de la pandemia del coronavirus, todos los días da de comer a cientos de personas en Toledo.

Cipriano, un jubilado de 84 años, es conocido por sus vecinos porque dedica su tiempo a dar de comer a los más necesitados. Lo lleva haciendo desde hace 72 años y reparte comida desde el que ya se conoce como el 'Almacén de Cipriano', en Toledo.

Sus padres le metieron a fraile cuando era niño para que pudiera comer y ha pasado del hambre a repartir comida. Todos los días da de comer a cientos de personas y asegura que el no "toca ni un euro". Asimismo, señala que la comida que reparte se la envían tanto empresas como particulares.

Muchos de sus vecinos que están en ERTE, en paro o jubilados han decidido ayudarle. Entre ellos, también hay niños. "Que mejor manera de aprovechar el tiempo que venir aquí", señala un vecino. Por su parte, Cipriano explica que la gente hace donativos a los supermercados y son los propios supermercados los que le llevan la comida.

Cipriano se ha hecho popular entre los toledanos y desde todos los puntos de la provincia se acercan a por alimentos. "Se porta muy bien con la gente, es un hombre maravilloso", dice otra vecina. Anteriormente se repartía la comida una vez al mes, pero actualmente, a causa de la pandemia del coronavirus se ha visto obligado a repartir comida cada día. "No puedo tolerar que la gente pase miseria, es superior a mi", asegura.

Publicidad