Publicidad

LUCHA CONTRA LA OKUPACIÓN

La 'okupación' se dispara como negocio convertido en mafia en Barcelona

La mafia de la okupación se ha disparado y ya hay gente que se ofrece en Internet para defender las viviendas deshabitadas y conseguir a cambio alojamiento. El negocio de la 'okupación' ha llegado a Barcelona.

antena3.com | Madrid
| 12.02.2018 18:25

Okupar pisos vacíos sigue estando a la orden del día, ahora el miedo a los okupas se ha convertido en una oportunidad para los más desesperados que se ofrecen para vivir en casas deshabitadas y protegerlas de los intrusos a cambio de un techo.

El proceso es sencillo: cuelgan un anuncio en Internet y esperan que su oferta no caiga en saco roto. Su excusa para continuar con la okupación es que "no tienen más opciones" por el alto precio del alquiler que en Barcelona ha crecido un 10% durante el último año.

Lo intentan por las buenas, por otro lado, las mafias están al acecho. Se encargan de buscar pisos vacíos, entran, cambian la cerradura y venden las llaves por unos dos mil euros. Un negocio que empieza a extenderse.

La desesperación de aquellos que no encuentran un piso en el que dormir asciende y se ofrecen incluso para cuidar pisos deshabitados. Uno de ellos es Ramón quien asegura estar viviendo en un piso de okupa junto a sus hijos y otras personas. Explica que por su parte se iría a otro lugar a probar suerte, pero no puede dejar "tirados" a sus dos hijos. Por ello ha colgado en Internet el siguiente anuncio:"alguien que tenga un piso cerrado y tenga miedo a que se lo okupen, yo se lo cuidaría".

No es un caso aislado. Es tal la demanda de okupación que los afectados dicen que ya no encuentran pisos vacíos y están dispuestos a ofrecer dinero a quien les abra una puerta de forma ilegal. La okupación ha llegado en convertirse en un negocio para muchos.

Daniel Esteve, director de la empresa Desokupa, explica que ahora alguien que "trapicheaba con drogas" se ha dado cuenta que okupando un piso una vez a la semana, puede ganar hasta cinco mil euros. Una vez lo okupa, el propietario se presenta, pide el dinero y si no lo cumple le amenaza con destrozar el piso.

Publicidad