106

Publicidad

Temporal Filomena

La nieve retrasa la llegada de paquetes y los repartidores no esperan recuperar el ritmo habitual hasta febrero

La nieve y el hielo provocados por el temporal Filomena dificultan la circulación por carretera, lo que repercute en los tiempos de entrega de los repartidores.

Los paquetes y las cartas se acumulan en los centros logísticos de la Comunidad de Madrid. Miles de compras se están viendo retrasadas en sus entregas por los efectos del temporal Filomena y hasta dentro de unas semanas no se podrá recuperar el ritmo habitual de reparto.

Entregar un paquete puede convertirse en una auténtica odisea debido al estado de las calles, por lo que los repartidores piden paciencia a todos aquellos clientes que están experimentando retrasos en sus compras.

La borrasca Filomena obligó a cerrar numerosas carreteras en toda España y miles de camiones y furgonetas de reparto tuvieron que frenar en seco su actividad. Ahora ya han reanudado las entregas, pero primero tienen que solventar sus retrasos para empezar a afrontar nuevos pedidos, por ello no se espera que recuperen su ritmo habitual hasta febrero, aproximadamente.

Los repartidores lo están teniendo muy complicado justo en una época en la que aumentan estos tipos de compras. La nieve y el hielo convierten su trabajo en peligroso y muchas empresas aún no trabajan ni a la mitad de su capacidad.

Publicidad