¿LLEGA PARA QUEDARSE?

¿LLEGA PARA QUEDARSE?

La llegada del patinete eléctrico se presenta como una nueva solución para la contaminación en Madrid

Madrid acoge un nuevo modelo de transporte eléctrico. Se trata del patinete Lime-S que ha llegado recientemente a la capital. Sin embargo, aunque augure ser un solución para la movilidad, no está apartado de la polémica por parte de peatones y conductores.

Los patinetes eléctricos de alquiler de la empresa estadounidense Lime desembarcan en el centro de Madrid sin estación fija y se podrán recoger y devolver en cualquier punto de esta zona, ha informado la empresa en un comunicado.

Este servicio ofrecido "por primera vez en España" solo se puede alquilar a través de la aplicación móvil de Lime, disponible en iOS y Android, que indica dónde encontrar estos vehículos gracias a un sistema GPS. El usuario podrá desbloquear el patinete con un código QR y bloquearlo con este mismo sistema una vez termine de usarlo.

La app incluye con cada registro tutoriales obligatorios que recuerdan a los usuarios el uso de este patinete y las precauciones de seguridad . Se trata del modelo eléctrico de patinete Lime-S, "ligero y a la vez robusto". Es un nuevo modelo de negocio que la propia empresa califica como "una alternativa ecológica y una solución real a los problemas de movilidad urbana". Sin embargo, esto podría no ser del todo cierto.

Cuelga de un hilo en la legalidad. Por la acera no podrían circular puesto que van a un ritmo superior que un peatón. Concretamente a una velocidad de 30 kilómetro por hora. De este modo, el patinete debería circular por la carretera, pero aquí también se encuentra en el limbo. En septiembre saldrá una nueva ordenanza de Movilidad que permitirá o no circular por la calzada a este tipo de patinetes. Por el momento, su estancia en la capital pende de un hilo.

Además de la dudosa situación en la que se encuentra con respecto a su circulación, también está el cambio de moneda. El invento al ser de origen estadounidense, cobra en España con el dólar, por lo que al hacer el pago habría que convertir la moneda a euros.

Tampoco están de acuerdo todos los usuarios con este nuevo modelo de negocio. Aunque a priori parezca que todo sean ventajas, también tiene sus contras. Todavía quedan cuestiones que tratar como, por dónde deben circular, si los usuarios deben llevar casco o no obligatoriamente, el tema de que no tengan un estacionamiento fijo por lo que se pueden dejar en cualquier lugar de Madrid obstruyendo el paso...

La idea del patinete eléctrico puede ser buena pero al parecer todavía quedan unos aspectos que pulir para que pueda ser acogida por la mayoría de las personas y una verdadera solución al problema de la movibilidad

antena3.com | Madrid | 10/08/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.