Los alojamientos provisionales en contenedores fue una de las medidas estrella presentada hace un año por el Ayuntamiento para paliar la falta de vivienda asequible en Barcelona. Su instalación llegará con retraso por problemas en los trámites burocráticos, aunque el primer bloque de 12 pisos estará listo este año, donde habrá 21 pisos individuales y 71 dobles, para cerca de 250 personas.

El proyecto de los llamados APROP (Alojamientos de Proximidad Provisionales) comenzará en tres distritos, pero tiene ambición de expandirse por toda la ciudad. El edificio del Gòtic, el único que al final se ha adjudicado y donde podrían empezar las obras, es el de menor tamaño. Las futuras viviendas tendrán una superficie que oscilará entre los 26 m2 y los 53 m2.

Te podría interesar...