Publicidad

HABÍA INTENTADO CONTACTAR CON UN SICARIO

La guardia urbana acusada de asesinar a su pareja quería matar desde prisión a su exmarido

Al parecer había intentado contactar desde prisión con un sicario para acabar con la vida del padre de sus dos hijas. Según publica La Vanguardia, habría ofrecido hasta 30.000 euros por el encargo. Rosa ha sido trasladada de prisión y su exmarido cuenta con escolta policial tras denunciar el caso.

antena3.com |
| 29.12.2017 08:50

Publicidad